Antiguas Puertas De Zaragoza

El libro Antiguas Puertas De Zaragoza en formato PDF. El libro Antiguas Puertas De Zaragoza en formato MOBI. El libro Antiguas Puertas De Zaragoza en formato ePUB. El libro fue escrito en 2004 por el autor Raquel Cuartero Arina, Chuse Bolea Robres. Disfruta leyendo con el sitio web concursopiedraspreciosas.es.
TAMAÑO DEL ARCHIVO 4,26 MB
ISBN 9788499112619
FECHA 2013
Concursopiedraspreciosas.es Antiguas Puertas De Zaragoza Image
DESCRIPCIÓN

La presente publicación es una obra visual y documental sobre las entradas históricas de la ciudad de Zaragoza, las cuales, a lo largo de los siglos, sirvieron de paso a millones de personas que entraban y salían de la urbe: labradores, comerciantes, aguadores, viajeros... Sin embargo, su control se hacía especialmente necesario en determinadas épocas para salvaguardar a la ciudad de las epidemias o de los ataques del exterior. Grandes fueron los daños ocasionados por las guerras, pero lo que finalmente acabó derrumbándolas no serían las bombas de cañón, sino el clamor de los propios zaragozanos, quienes las llegaron a considerar únicamente como el medio por el cual los gobiernos les cobraban impuestos y controlaban su acceso a la capital.

DESCARGAR LEER EN LINEA

Puerta Cineja o Cinegia Estaba situada en el Coso, a la altura de la actual calle de los Mártires. La parte exterior de la puerta, según la tradición, era un lugar de martirio de los Innumerables cristianos perseguidos por Daciano, el gobernador romano de la ciudad. Parece que los ejecutaban frente a la puerta y…

Historia De La Humanidad 2. El Mundo Antiguo 1200 A.c. A 500 D.c.
Lucio Martinez Gil: Representacion Politica (Psoe) Y Liderazgo Si Ndical (Ftt-ugt) 1883-1957
Trabajo Globalizado 3 4º Educacion Primariaed 2009
Dignidad Humana Y Justicia Social
Messe C Dur
Sistema Fiscal Español
Metropolis, Fritz Lang: Estudio Critico
Pack Celia (3 Dvd)
Guia De Conversa Universitaria: Polones - Catala
Alba Y El Laberinto De Las Sombras
De Les Armes A Les Urnes
Capitan America: La Saga De La Bomba Loca
Mi Pequeño Milagro
¡Evite Los Nitratos!